¡Llámanos!

Las obras con prefabricados de hormigón crecen un 40%, el número de obras realizadas con prefabricados de hormigón. Han aumentado en los cinco primeros meses de 2021, según los últimos datos de Andece, la Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón.

El consumo de prefabricado de hormigón se redujo un 2,6% en 2020. Según las últimas estadísticas elaboradas por la Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón.

En concreto, el seguimiento semanal del número de obras con prefabricado de hormigón que realiza la entidad muestra un ascenso. Hasta las 3.500 obras con prefabricado de hormigón en los cinco primeros meses de 2021, frente a las 2.500 de 2020, lo que supone un incremento del 40%. La asociación muestra que los datos de 2020 fueron anormalmente bajos debido a la pandemia.

Con el objetivo de seguir aumentando el número de obras con prefabricados, Andece acaba de lanzar su academia Andece-online. Las obras con prefabricados de hormigón crecen un 40%, con el apoyo del conocimiento de expertos del IETcc Torroja. Basada en la plataforma educativa de la empresa especializada Indespre, para la formación de los trabajadores.

La nueva academia ha comenzado con un curso especializado en ensayos que se utilizan en laboratorio para diseño y control de los hormigones.

Además, Andece está reforzando su apoyo asociativo en la digitalización, la gestión del talento y la sostenibilidad. Recientemente. En el ámbito de la digitalización, firmó dos acuerdos marco nuevos con Steeple y con Digitechs.

Está ahora en proceso de firma de tres nuevos acuerdos marco para el desarrollo de la gestión de talento digital. Las obras con prefabricados de hormigón crecen un 40%. En sostenibilidad, como paso más allá a las declaraciones ambientales de producto sectoriales, está trabajando en su mejor acceso digital para los miembros de la asociación.

Balcones prefabricados solución para las casas sin terraza, cuánta gente os ha dicho en los últimos meses. “La vida me dio el balcón durante el confinamiento” o “cómo eché de menos una terraza, mi próxima casa la tendrá seguro”. Son muchas las personas que se dieron cuenta de lo importante que es tener un espacio exterior en las viviendas. Los balcones prefabricados y las ventanas que se convierten en balcón, quizá, sean una solución para las casas sin terraza.

El Gobierno del País Vasco ya se ha puesto manos a la obra. Y en su futuro Decreto de Habitabilidad. Exigirá que las viviendas nuevas (o aquellas en las que se acometa una reforma integral) tengan una terraza (que denominan “espacio exterior”) con una superficie mínima de 4 metros. Además, el balcón dejará de computarse en la superficie útil de la vivienda.

Andar sobre la ventana

A esa posibilidad de instalar balcones prefabricados en las casas sin terraza se refieren en este reportaje de El País. En el que mencionan al arquitecto Luis Quintano, creador de STAYHÖME. Un prototipo de terrazas prefabricadas que fue finalista en el 'Concurso de Ideas: Arquitectura para el día después' de ASEMAS. Balcones prefabricados solución para las casas sin terraza. El artículo antedicho, el profesional asegura que el mayor problema son las trabas administrativas. Pero mantiene la esperanza: “Hace años era impensable colocar un ascensor en la fachada y ahora es algo habitual”.

Ya son una realidad las ventanas que se convierten en balcón de Bloomframe, y que también mencionan en El País. Balcones prefabricados solución para las casas sin terraza, la primera se ha colocado en un edificio de apartamentos de Ámsterdam. Aunque no estará a la venta, de manera oficial, hasta enero de 2022. En la web de la empresa, explican que Bloomframe es una ventana que se transforma en balcón en 55 segundos, con sólo presionar un botón. Al abrir el marco, cuentan, “es posible caminar a través de la fachada y disfrutar del espacio al aire libre”.

Los creadores del producto son los profesionales del estudio de arquitectura HofmanDujardin. Que confían en que este proyecto se convierta en un elemento habitual del paisaje urbano, “a medida que más arquitectos, desarrolladores y constructores sean conscientes de sus beneficios funcionales y estéticos”.

La ventana que se convierte en terraza está disponible en 3 tamaños:

L: 1,7 metros de ancho x 2,4 metros de alto.
XL: 2,3 x 2,4.
XXL: 3 x 2,4.

Viviendas con terraza, en la periferia y adaptadas al teletrabajo

Es obvio que el coronavirus y, sobre todo, el periodo de confinamiento más duro al que obligó. Ha hecho cambiar los intereses de los ciudadanos en cuanto al tipo de casa en el que quieren vivir. Balcones prefabricados solución para las casas sin terraza, en un artículo publicado en Idealista. El pasado mes de marzo de 2021 se decía que la vivienda después del COVID-19 será con terraza, en la periferia y adaptada para teletrabajar.

Numerosos estudios realizados en el último año, subrayaban, “reflejan como la terraza, o en su defecto un espacio exterior, se han convertido en requisitos fundamentales a la hora de buscar una nueva vivienda”. Balcones prefabricados solución para las casas sin terraza, de hecho, la petición más repetida, según las APIs, fue “con piscina, jardín o terraza y, como elemento principal, que tenga buena conectividad”.

Mencionan también que lo concluido por varios estudios y por idealista/data demuestra esta tendencia. En junio de 2020, creció el interés por comprar un chalet (4,2%), por los pisos de 4 o más dormitorios (3%) y por los pisos con jardín y piscina (1,7%).

Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? El origen de la construcción en seco como técnica constructiva se puede remontar incluso varios siglos en el tiempo. Vinculada inicialmente a la madera como elemento principal, consiste en un sistema constructivo que ha evolucionado con el tiempo hasta nuestros días. El ejemplo más cercano es el sistema de construcción en seco mediante paneles de yeso laminado. Un tipo de panel que se complementa generalmente con una estructura auxiliar metálica ligera y un relleno de aislamiento térmico en cámara, que permite la construcción de particiones interiores verticales y trasdosados interiores de fachada.

Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? -  caloryfrio.com

En España, la construcción en seco como sistema constructivo integral para la construcción de edificios tiene todavía poca presencia. Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? Sin embargo, la llamada construcción industrializada cada vez está ganando más adeptos como alternativa a lo que se conoce como construcción tradicional. En este artículo vamos a tratar de explicar las claves principales para conocer esta técnica constructiva.

¿Qué es la construcción en seco?

De forma muy resumida se puede definir la construcción en seco como una técnica constructiva que permite ejecutar cualquier tipo de construcción. Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? Con elementos prefabricados en plazos de ejecución más cortos unidos entre sí mediante fijaciones sin conglomerantes hidráulicos.

El término construcción en seco se deriva del concepto Drywall, muro seco en inglés. Y aunque de modo abreviado. Se pueden entender fácilmente que la principal diferencia con la construcción tradicional consiste en el reducido o casi nulo consumo de agua para la configuración del edificio. Mientras en la construcción tradicional predomina el uso del hormigón, del mortero o del yeso, materiales que pasan por un proceso de fraguado en obra, en la construcción en seco las uniones se resuelven de forma mecánica o química.

Principales características de la construcción en seco

Si algo caracteriza esta técnica es que es un modelo de construcción abierto. Y esta particularidad tiene que ver con la manera de ensamblar los diferentes componentes. Es decir, al no utilizar componentes hidráulicos como el mortero o el hormigón, las uniones se resuelven mediante fijaciones que facilitan tanto el montaje como el desmontaje de los elementos que configuran el edificio. Este concepto abierto ofrece múltiples ventajas:

Plazos de ejecución más cortos

Una construcción tradicional con hormigón armado, ladrillos, mortero y enlucidos de yeso implica más del doble de tiempo de ejecución que una obra de construcción en seco. Donde se eliminan los tiempos de espera para el fraguado, ya que los componentes llegan a la obra donde son ensamblados en seco. La técnica del Steel framing por ejemplo, permite la ejecución un 60% más rápido que con ladrillos.

Menor coste de ejecución

En la construcción en seco se emplea un 50% menos de personal y durante menos tiempo. Además, los diferentes componentes que conforman el edificio en la construcción en seco se transportan a obra desde taller, listos para su instalación. Dichos componentes se adquieren en la cantidad precisa. Por lo que apenas se generan material desaprovechado. Es lo que se conoce como construcción offsite. Un tipo de construcción que se planifica, diseña, fabrica y hasta se puede ensamblar en taller. Por lo tanto, con un mayor control del proceso y del tiempo de producción. Se estima que la construcción en seco puede ser entre un 5% y un 20% más económica que la tradicional.

Flexibilidad en el diseño

Se puede construir cualquier tipo de edificio. Desde viviendas, hasta oficinas, colegios, centros de salud, etc. Además, si se desea, también es compatible con la construcción de obra de ladrillo y hormigón.

El origen de la construcción en seco como técnica constructiva se puede remontar incluso varios siglos en el tiempo. Vinculada inicialmente a la madera como elemento principal, consiste en un sistema constructivo que ha evolucionado con el tiempo hasta nuestros días. El ejemplo más cercano es el sistema de construcción en seco mediante paneles de yeso laminado. Un tipo de panel que se complementa generalmente con una estructura auxiliar metálica ligera y un relleno de aislamiento térmico en cámara, que permite la construcción de particiones interiores verticales y trasdosados interiores de fachada.

En España, la construcción en seco como sistema constructivo integral para la construcción de edificios tiene todavía poca presencia. Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? Sin embargo, la llamada construcción industrializada cada vez está ganando más adeptos como alternativa a lo que se conoce como construcción tradicional. En este artículo vamos a tratar de explicar las claves principales para conocer esta técnica constructiva.

¿Qué es la construcción en seco?

De forma muy resumida se puede definir la construcción en seco como una técnica constructiva que permite ejecutar cualquier tipo de construcción con elementos prefabricados en plazos de ejecución más cortos unidos entre sí mediante fijaciones sin conglomerantes hidráulicos.

El término construcción en seco se deriva del concepto Drywall, muro seco en inglés. Y aunque de modo abreviado, se pueden entender fácilmente que la principal diferencia con la construcción tradicional consiste en el reducido o casi nulo consumo de agua para la configuración del edificio. Mientras en la construcción tradicional predomina el uso del hormigón, del mortero o del yeso, materiales que pasan por un proceso de fraguado en obra, en la construcción en seco las uniones se resuelven de forma mecánica o química.

Principales características de la construcción en seco

Si algo caracteriza esta técnica es que es un modelo de construcción abierto. Y esta particularidad tiene que ver con la manera de ensamblar los diferentes componentes. Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? Es decir, al no utilizar componentes hidráulicos como el mortero o el hormigón, las uniones se resuelven mediante fijaciones que facilitan tanto el montaje como el desmontaje de los elementos que configuran el edificio. Este concepto abierto ofrece múltiples ventajas:

Plazos de ejecución más cortos

Una construcción tradicional con hormigón armado, ladrillos, mortero y enlucidos de yeso implica más del doble de tiempo de ejecución que una obra de construcción en seco, donde se eliminan los tiempos de espera para el fraguado, ya que los componentes llegan a la obra donde son ensamblados en seco. La técnica del Steel framing por ejemplo, permite la ejecución un 60% más rápido que con ladrillos.

Menor coste de ejecución

En la construcción en seco se emplea un 50% menos de personal y durante menos tiempo. Además, los diferentes componentes que conforman el edificio en la construcción en seco se transportan a obra desde taller, listos para su instalación. Dichos componentes se adquieren en la cantidad precisa, por lo que apenas se generan material desaprovechado. Es lo que se conoce como construcción offsite. Un tipo de construcción que se planifica, diseña, fabrica y hasta se puede ensamblar en taller. Por lo tanto, con un mayor control del proceso y del tiempo de producción. Se estima que la construcción en seco puede ser entre un 5% y un 20% más económica que la tradicional.

Flexibilidad en el diseño

Se puede construir cualquier tipo de edificio. Desde viviendas, hasta oficinas, colegios, centros de salud, etc. Además, si se desea, también es compatible con la construcción de obra de ladrillo y hormigón.

Menor generación de residuos

Tanto en la fase de construcción como de mantenimiento. Durante la construcción del edificio sólo se fabrica el material necesario a medida, por lo que apenas se genera un 1% de desperdicios. Por otro lado, el mantenimiento es rápido y limpio. El proceso se simplifica ya que es posible desmontar el elemento dañado sin generar escombro, que posteriormente es reparado para su posterior re-instalación. En una construcción con sistema integral de paneles prefabricados se estima que se pueden generar no más de 4 gramos de residuo por cada kilo de panel.

Menor consumo de agua y energía

A nivel mundial, la construcción de edificios supone el 16% de consumo de agua y el 5% de consumo energético con una cuota de emisiones de CO² del 10%. La construcción en seco surge como alternativa a la tradicional por su menor impacto ambiental, con un menor consumo de agua y energía. La reducción del consumo de agua es prácticamente del 100% mientras que la reducción de la huella de carbono por construcción se estima en torno a un valor medio del 47%.

Espacios interiores de mayor superficie útil

Se estima en un 4% el incremento de superficie útil interior de una vivienda construida con Steel framing en comparación con una vivienda de construcción tradicional. El motivo consiste en que se pueden conseguir cerramientos y particiones de alta eficiencia con menores espesores. Lógicamente dichos espesores dependerán también de la zona climática donde se localice el edificio como consecuencia de la necesidad de un mayor o menor aislamiento térmico.

Uso de materiales reciclados y reciclables

Los materiales más comúnmente utilizados en la construcción en seco son la madera y el acero. Ambos son materiales reciclables o reutilizables, lo cual permite reinsertar en el ciclo productivo, los materiales de edificios que llegan al final de su vida útil. Es lo que conocemos como economía circular. Así que los materiales reciclados o con contenido reciclado también tienen cabida en la construcción en seco.

Seguridad en el proceso constructivo

Al trasladar la mayor parte de la producción a taller, fuera del sitio, los procesos se llevan a cabo en ambientes más controlados y seguros. El proceso tampoco depende tanto de las inclemencias meteorológicas como ocurre en la construcción tradicional.

Diferentes técnicas de construcción en seco: sistemas y materiales

Aunque las técnicas de construcción en seco más conocías son el Drywall y el Steel framing, a continuación os comentamos algunas de ellas:

Drywall

Se trata de un sistema de construcción en seco que no tiene función estructural. Es decir, no está diseñado para transmitir cargas, sino simplemente para compartimentar. Se compone básicamente de paneles y una estructura aixiliar de perfiles ligeros de chapa laminada de acero galvanizado. Los paneles pueden ser de diferentes materiales: madera, virutas o fibras de madera, cementos, yeso e incluso de una mezcla de fibras y cemento o yeso. El sistema se complementa con un relleno de aislamiento térmico.

Steel framing

Es una técnica similar al Drywall pero en este caso, sí se diseña con función estructural. Por lo tanto, aunque los perfiles también son de chapa laminada de acero galvanizado de bajo espesor, también están pensados para transmitir cargas. El sistema es integral y permite la configuración completa del edificio desde cerramientos exteriores, hasta particiones interiores, ya sean horizontales o verticales.

En los Estados Unidos se diferencia entre Light Steel Framing y Steel Framing, ya que en la primera el entramado estructural es ligero y en el segundo se utiliza perfiles de acero pesados que permiten levantar edificios más altos. Popularmente, se extendido el término Steel Framing para el sistema de construcción en seco con perfiles más ligeros.

Balloon framing

Es una variante del sistema anterior. Se presenta también como un sistema integral, pero en este caso la madera es material principal que sustituye al acero en el sistema Steel Framing. El sistema Balloon framing tiene su evolución en el Platform framing. Uno del otro se diferencian en la configuración de la estructura de madera, ya que el segundo incluye unas plataformas que constituyen el suelo de cada nivel. Este diseño hace que la transmisión de cargas sea diferente de una variante a la otra.

Panel SIP

SIP es el acrónimo de Structural Insulated Panel. Se trata de un sistema totalmente innovador. Consiste en un sistema estructural autoportante que se compone de paneles de OSB que incluyen un alma rígida de aislamiento EPS generalmente. Se presenta como un sistema integral de construcción que incluye todos los elementos constructivos. Desde cerramientos exteriores hasta particiones interiores, verticales y horizontales. Al ser un sistema autoportante no requiere por lo tanto de una estructura auxiliar como complemento para los paneles. El sistema completo tiene función estructural, de cerramiento y de compartimentación interior.

En el mercado existen sistemas de este tipo que presentan variedad de materiales para los paneles. No sólo paneles de OSB sino también madera, o placas prefabricadas de yeso o cemento, incluso reforzadas con fibras.

Por otro lado, se pueden aplicar diferentes tipos de revestimiento como acabado final: materiales cerámicos para suelos y paredes, pinturas, chapas metálicas, etc. Tanto en este sistema como en el resto de opciones comentadas.

Verificación de las exigencias básicas normativas mediante documento de adaptación al uso (DAU)

Existen certificaciones para aquellos productos y sistemas de construcción en seco, considerados innovadores, que no disponen de una normativa de referencia. En España, el Instituto de la Tecnología de la Construcción (ITeC) emite lo que se conoce como Documento de Adecuación al Uso (DAU). Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? El objetivo de este certificado consiste en asegurar la calidad de los productos a través de una institución de referencia en el sector de la construcción como es el ITec. Una institución, cuya misión consiste en ofrecer al conjunto de los profesionales, una serie de herramientas soporte para la mejora continua de la eficiencia y la competitividad, en definitiva, para la innovación. Todo ello mediante la generación y transferencia de información y de conocimiento.

En este sentido los DAU permiten demostrar y asegurar el cumplimiento de la normativa vigente. Detrás de un DAU existe un estudio pormenorizado de las prestaciones que aporta un producto o sistema constructivo novedoso. Construcción en seco ¿Cuáles son las claves de este sistema? Esta evaluación aporta certidumbre en el proceso de desarrollo de un proyecto. No hay que olvidar que el desconocimiento o falta de información puede ser una barrera en la aplicación de nuevas técnicas constructivas por parte de arquitectos y arquitectos técnicos, responsables de su correcta aplicación y justificación normativa. En este sentido el DAU se presenta como un aliado.

Al leer una DAU nos encontramos con:

  • La descripción del producto o sistema: definición, usos y limitaciones de usos.
  • Los componentes del producto o sistema: características técnicas principales de cada componente o producto.
  • Información sobre el proceso de fabricación, control de producción, almacenamiento, transporte y recepción en obra.
  • Criterios de proyecto, de aplicación para la verificación de las exigencia normativas del CTE.
  • Detalles constructivos acompañados de su leyenda.
  • Criterios de ejecución, mantenimiento y conservación.
  • Referencias de utilización en otras obras y visitas de obra.
  • Evaluación de ensayos y cálculos.

Otros aspectos relacionados: comisión de expertos, documentos de referencia, evaluación de la adecuación al uso, seguimiento del DAU, condiciones de uso del DAU y lista de modificaciones de cada edición.

La construcción en seco no tiene por qué suponer una menor calidad constructiva ni tampoco un desafío en el desarrollo de los proyectos para los técnicos, arquitectos y arquitectos técnicos. Todo lo contrario.

Todos los elementos constructivos utilizados responden a criterios estrictos de estándares de calidad. Todos tienen una gran durabilidad y se caracterizan por el cumplimiento y verificación de las más altas prestaciones: resistencia al fuego, aislamiento térmico y acústico, protección frente a la humedad y resistencia entre otras.

¿Cuánto duran las casas prefabricadas? Que dicen los expertos, entre las empresas especializadas en casas prefabricadas existe diversidad de opiniones y cuesta dar una cifra aproximada de los años que duran las viviendas prefabricadas. Sin embargo, hay unanimidad en afirmar que la continua mejora tanto en la calidad de los materiales como en los métodos constructivos, ha hecho que las casas prefabricadas duren el mismo tiempo, o más, que las casas tradicionales.

Housage es una de las empresas que se atreve a dar una cifra. De hecho, apunta a un dato que genera cierta controversia. Afirman en esta web que las casas prefabricadas de madera duran más que las de hormigón. Si las primeras son de pino o abeto y tienen un mantenimiento adecuado, subrayan, pueden llegar a tener una vida de 100 años. Mientras que, en su opinión, las casas prefabricadas de hormigón están en torno a los 70 años de vida útil.

Aunque dejan claro que todo dependerá, en gran medida, de los materiales utilizados, en QCasa contradicen lo aseverado por Housage, ya que sostienen que las casas prefabricadas de madera suelen tener una vida más corta que las casas prefabricadas de hormigón. En todo caso, resaltan que cada vez este tipo de viviendas se fabrican con más materiales, garantizando una mayor vida útil y un menor mantenimiento.

Pulsa aquí y únete a nuestro canal de Ofertas de Alimentación y Supermercado en Telegram

También estiman en un siglo, aproximadamente, la duración de las casas prefabricadas de madera en MCCM Casas. Eso sí, como en el caso de la primera de las empresas consultadas, hacen hincapié en los materiales utilizados y, de nuevo, indican que la madera de pino o abeto es la de más durabilidad.

¿Qué mantenimiento necesitan las casas prefabricadas?

¿Cuánto duran las casas prefabricadas? Que dicen los expertos. Obviamente, el mantenimiento de una casa prefabricada variará, también, dependiendo del material con el que se haya construido.

Mantenimiento de las casas prefabricadas de madera

De regreso al artículo de Housage –aunque también es una apreciación generalizada–, el principal mantenimiento de las casas prefabricadas de madera es aplicar barniz o lasur en la zona exterior cada cierto tiempo. El lugar en el que se hayan instalado, lógicamente, afectará, pero, de media, habrá que hacer esto cada 4 o 5 años.

Mantenimiento de las casas prefabricadas de hormigón

En el caso de una vivienda prefabricada de hormigón, el mantenimiento es prácticamente inexistente. De hecho, apuntan en QCasa, los paneles que se usan en estas casas evitan las grietas que, en ocasiones, se producen en las casas tradicionales.

Mantenimiento de las casas prefabricadas de acero

Otra posibilidad es optar por una casa prefabricada de acero. Un material estable y flexible, que, como en el caso de las de hormigón, precisa un mantenimiento cuasi nulo.